MUNDO Y OPINIÓN

Porque su opinión también es importante

PORTADA SOBRE NOSOTROS ÚNASE ESCRITORES CONTACTO ENLACES BLOGS ENGLISH

El Otro Milagro de Jesús

Por Eddy Montilla

Eddy Montilla, escritor miembro de MUNDO y OPINIÓN.

Uno de los pasajes bíblicos más impactantes es sin duda la multiplicación de los panes. Pienso que la historia es muy conocida por los que viven en países cristianos, pero en caso de que algún lector no esté muy familiarizado con ella, se podría resumir en esto: Jesús se había hecho muy famoso por su forma de hablar y, sobre todo, por las curaciones que había hecho. La gente lo seguía por doquier, y ya al caer la tarde, según la biblia, había unas cinco mil personas reunidas a quienes Jesús alimentó dándoles pan y pescado.

     Los cristianos se maravillan con este milagro, pues se dice que los discípulos sólo contaban con cinco panes y dos pescados. Es claro que sin una intervención milagrosa no se pueden transformar cinco panes en cinco mil. Sin embargo, siendo Jesús hijo de Dios, hacer este tipo de cosas, me parece que no requiere de gran esfuerzo para Él. En mi opinión, el otro milagro que hizo Jesús ese día fue tan importante como la multiplicación de los panes. Él hizo el milagro "natural" de enseñarles a sus discípulos a compartir. Y este milagro tiene más valor si tomamos en cuenta que la idea de milagro está siempre asociada a algo sobrenatural.

     La actitud de los discípulos de Jesús es típica de todo ser humano. Ellos tenían su comida del día o cuando menos, tenían el dinero para comprarla. Pero se hace difícil comer cuando se tiene en frente a tanta gente sin comida. Entonces, una salida ingeniosa es pedirle a su Maestro que despida a la gente que le sigue. Jesús, en cambio, piensa diferente y con su frase USTEDES TIENEN COMIDA, DENLES DE COMER, les da dos lecciones importantes: Aprendan a compartir y tener fe.

Jesus en plena oracion con el Padre.

     Compartir y egoísmo no son palabras opuestas, sino relacionadas. Probablemente, al igual que los discípulos, muchas de las personas que seguían a Jesús también tenían algo de comida consigo, pero escondida. Si todos la hubiesen sacado, tal vez no hubiese sido necesario para Jesús hacer el milagro. Se nos hace bien difícil compartir lo poco cuando hay muchas personas con quienes repartir. Y cuando tenemos mucho, ya estamos tan mal acostumbrados que no volvemos egoístas. Jesús nos enseña a tener fe. Si ustedes tienen, den sin miedo y con fe, porque ese pan que dieron vendrá otra vez a ustedes de alguna u otra forma.

     Una minoría del mundo tiene la mayoría de las riquezas de nuestro planeta. A más de dos mil años de la lección del Maestro, todavía falta mucho que aprender. Imagínense cuán diferente viviríamos todos si compartiéramos espiritual y materialmente lo que tenemos. No creo que haya persona en este mundo capaz de repetir el milagro de la multiplicación de los panes como lo hizo Jesús. Pero sí podemos hacer su otro milagro, el que nos dejó como lección: Aprender a compartir.


NOTA: Después de enviar su comentario o solicitud, haga click en continue (continuar) para volver a nuestra página web.


Formulario de Comentario o Solicitud

¡Participe ya!.

DATOS PERSONALES

Nombre:
Email Address:
Nacionalidad:
Sexo:
Comentario o Solicitud:

This HTML form was created by Freedback.
POLÍTICA ECONOMÍA SOCIAL DEPORTES RELIGIÓN ARTE VARIOS

Copyright 2010 Por Mundo Y Opinión Suscríbase a RSS Feeds Suscríbase a RSS Feeds.