MUNDO Y OPINIÓN

Porque su opinión también es importante

PORTADA SOBRE NOSOTROS ÚNASE ESCRITORES CONTACTO ENLACES BLOGS ENGLISH

La Planta Nuclear en Fukushima y el Sensacionalismo

Por Eddy Montilla

Eddy Montilla, escritor miembro de MUNDO y OPINIÓN.

Aquellos tiempos cuando el periodismo se hacía como vocación en vez de profesión son hoy parte de la historia. Y eso es algo muy triste. El periodista por vocación arriesga mucho o casi todo por la verdad y por el bien común, mas el periodista por profesión no toma riesgos, y si en algún momento lo hace, es sólo para su propia gloria, por dinero o para conservar su empleo. Todo esto se hizo muy evidente en la forma como se han manejado las noticias de la radiación en la planta nuclear de Fukushima, Japón después del terremoto que devastó parte del país.

     Japón cometió un grave error al quitarle más importancia de lo necesario al problema, pero también las agencias internacionales de prensa y cadenas de noticias exageraron en demasía haciéndoles creer a los japoneses y, sobre todo, al mundo fuera de Japón, que estábamos al borde de una hecatombe.

     Lo que sustenta mis ideas es la personalidad misma de los japoneses. Ellos son "enfermos" sobre lo relacionado a la salud y seguridad. Son (y esta vez sin comillas) hipocondríacos. Un leve dolor de cabeza o estómago hace que corran hacia la clínica. Para cuando un niño japonés tenga 12 años, ya habrá tomado más medicina que un hombre de 70 años de África o de América Latina, por ejemplo. Muchos alimentos que en otros países son aceptados, nunca estarían en la mesa japonesa a la hora de comer. En cuanto a la salud, la idea es la misma. ¿Saben ustedes cuál es el lugar más seguro en Japón? El Shinkansen o tren bala, con una tasa de accidentes mortales de cero. Eso nos da una idea de por qué los japoneses no construyen aviones, pues todavía no han podido conseguir con los aviones el nivel óptimo de seguridad que consiguieron con los trenes.

Planta nuclear de energia de Fukushima.
Enemigo invisible: Radiacion emanada de la planta nuclear de energia en Fukushima.

     La planta nuclear en Fukushima es una planta de ENERGÍA, no una factoría para producir bombas atómicas. Entonces, en ningún caso se iba a repetir lo que pasó en Hiroshima y Nagasaki durante la Segunda Guerra Mundial. La radiación que emanaba de la planta está relacionana con yodo y cesio, no con uranio ni plutonio, aunque hay que reconocer que uno de los reactores (número 3) contiene uranio y plutonio.

     Si usted toma un avión desde Nueva York hasta Tokio, recibe niveles de radiación de 0.2, más o menos similares a las cantidades percibidas en ciudades cercanas a Tokio después de que enfriaran los reactores con toneladas de agua. Aun estando un año entero fuera de la casa, una persona recibiría un nivel de radiación inferior al que se recibe cuando se toma una radiografía (6.2). Finalmente, los reactores nucleares en Fukushima usaban un sistema de enfriamiento en una "piscina", muy diferente a la planta de Chernobyl que no contaba con dicho sistema. Entonces, ¿Por qué comparar la planta de Fukushima con la de Chernobyl a tales extremos? ¿Por qué crear un clima de angustia y ansiedad en la gente? No cabe duda que muchos periodistas hoy se han vuelto comerciantes. Ellos ven las noticias no como un suceso que se lleva a las personas para que éstas se enteren de algo, sino más bien, como un producto que hay que vender a toda costa y...¡Nadie vende para perder! Las noticias buenas no venden. La prensa amarilla, el sensacionalismo sí.

     El daño hecho por la planta nuclear de Fukushima a Japón, al medio ambiente y al mundo en general son innegables. Estarán ahí por meses, años y, de alguna u otra forma, para toda la vida. Pero nunca a los niveles que lo pintaron los periodistas encargados de cubrir esa noticia. Hubo mucho peligro y muchas personas con "corazón noble samurai" arriesgaron sus vidas para evitar males peores a costa de daños irreparables a su propia salud. Por eso me parece injusto y cruel la forma como se trató esta noticia desde el punto de vista periodístico.

     Recuerdo que en mis años de estudiante, tenía un profesor que siempre entraba en el aula diciendo: "Bienvenidos a estudiar periodismo, la más bella de todas las vocaciones. Estoy ansioso por pasar por la universidad y hacer una parada en una de sus clases para decirle: Maestro, ¡Cuánto daño nos han hecho estos periodistas de pacotilla! Nos han cambiado la más bella de las vocaciones en una burda profesión.


NOTA: Después de enviar su comentario o solicitud, haga click en continue (continuar) para volver a nuestra página web.


Formulario de Comentario o Solicitud

¡Participe ya!.

DATOS PERSONALES

Nombre:
Email Address:
Nacionalidad:
Sexo:
Comentario o Solicitud:

This HTML form was created by Freedback.
POLÍTICA ECONOMÍA SOCIAL DEPORTES RELIGIÓN ARTE VARIOS

Copyright 2011 Por Mundo Y Opinión Suscríbase a RSS Feeds Suscríbase a RSS Feeds.