MUNDO Y OPINIÓN

Porque su opinión también es importante

PORTADA SOBRE NOSOTROS ÚNASE ESCRITORES CONTACTO ENLACES BLOGS ENGLISH

4 de mayo de 2012

El adversario de Obama no es Romney, sino su economía

Por Eddy Montilla

Eddy Montilla, director de MUNDO y OPINIÓN.

Empecemos con dos ideas.

     Primero: Una elección presidencial no se gana con dinero propio, sino con el dinero que se recauda durante la campaña electoral y, sobre todo, con la capacidad de convencer a las personas para que voten por uno. Segundo: A muchos norteamericanos, como a casi todo el mundo, les gusta la palabra "millonario", pero les desagradan los políticos que los son. Entonces, si usted combina estas dos ideas, se dará cuenta fácilmente de que el candidato republicano Mitt Romney tiene la elección presidencial del próximo noviembre perdida casi por adelantado. El Presidente Obama le ha ganado en el primer round sin haberle tirado ni siquiera un fuerte golpe.

     Durante su campaña, Mitt Romney ha hecho comentarios muy desacertados. Sea verdad o no la idea de que sus palabras fueron tomadas fuera de contexto, muchos votantes no olvidarán a la hora de votar su famosa apuesta de 10,000 dólares durante un debate o la frase de que "no me preocupan los pobres", precisamente ahora cuando en los Estados Unidos uno de cada seis norteamericanos lucha contra la pobreza. El Presidente Obama es más comedido, y en eso aventaja a Romney con creces. Además, con la crisis mundial en la que le ha tocado gobernar, Obama tiene a su favor el beneficio de la duda sobre si realmente tiene buenas cualidades como gobernante o no.

     Solo hay dos cosas, en mi opinión, que podrían cambiar el panorama político actual y darle la victoria a Romney: Un deterioro de la economía norteamericana que frustre a los electores o un atentado terrorista grande que presente a Obama como ineficaz para defender la seguridad de su país. Por eso es que el Presidente Obama apenas pone atención a lo que Romney dice: Él está muy ocupado tratando de mantener la tasa de desempleo por debajo del doble dígito, es decir del 10 por ciento, porque más de un nueve significa para los norteamericanos que la economía está mala y tiene, por tanto, un fuerte impacto sicológico en los votantes y la opinión pública. Y la otra cosa que ocupa la mente de Obama es evitar conflictos internacionales que empañen su imagen. Eso explica el mensaje-súplica que le enviaba secretamente a Vladimir Putin vía Medvedev cuando embarazosamente un micrófono estaba abierto o su reciente viaje a Afganistán para mejorar su imagen internacional después de un año de la muerte de Osama Bin Laden. Es claro, pues, que el adversario de Obama no es Romney, sino la economía norteamericana, y por tanto, ninguna medida económica drástica será tomada ahora, pero luego que pase la elección, ajústense los cinturones porque no creo que todos recibiremos flores.


NOTA: Después de enviar su comentario o solicitud, haga click en continue (continuar) para volver a nuestra página web.


Formulario de Comentario o Solicitud

¡Participe ya!.

DATOS PERSONALES

Nombre:
Email Address:
Nacionalidad:
Sexo:
Comentario o Solicitud:

This HTML form was created by Freedback.
POLÍTICA ECONOMÍA SOCIAL DEPORTES RELIGIÓN ARTE REPORTAJES

Síganos en: Síganos en YOUTUBE. Follow MundoYOpinion on Twitter Suscríbase a RSS Feeds Suscríbase a RSS Feeds. Informa a otros en: Informa sobre nosotros en facebook. Informa sobre nosotros en twitter. Informa sobre nosotros en linkedin.

Copyright 2011 Por Mundo Y Opinión