MUNDO Y OPINIÓN

Porque su opinión también es importante

PORTADA SOBRE NOSOTROS ÚNASE ESCRITORES CONTACTO ENLACES BLOGS ENGLISH

13 de agosto de 2012

El Salvador: Sin la violencia de las Maras ni marañas, hay esperanza

Por Eddy Montilla

Eddy Montilla, director de MUNDO y OPINIÓN.

Hasta hace solo unos meses, tomar un autobús o caminar por algunas calles en El Salvador era como jugar a la ruleta rusa, pero con más de una bala en el revólver. "Las maras", salvadoreños repatriados de los Estados Unidos, empezaron a formar pandillas juveniles y fueron los grandes responsables de esa situación, hasta un punto que ese país se convirtió en uno de los más peligrosos del mundo en el año 2011 con una tasa de 71 homicidios por 100,000 habitantes. A través de la violencia, el robo, el secuestro y la extorsión, las maras implantaban la ley del miedo, lo cual llevó a los salvadoreños a confinarse ellos mismos en sus casas y a vivir como si hubiera un toque de queda permanente.

     Pero con los acuerdos de paz alcanzados entre los dos grupos criminales más poderosos del país, Mara Salvatrucha y Mara 18, las muertes por actos violentos (unas catorce personas por día) se han reducido a la mitad. Estos acuerdos siguen siendo un misterio. ¿Cómo pudieron estas pandillas acordar una tregua de repente cuando habían estado matándose por años? Algunos acusan al Presidente de El Salvador, Mauricio Funes de haber pactado con las pandillas. Yo, por mi parte, aplaudo y respaldo al Presidente Funes, su Gobierno y la Iglesia Católica por los logros alcanzados para reducir la violencia. EL Salvador tuvo hace unos cuantos meses su primer día sin homicidio en casi tres años. Si para lograr esto, hay que pactar con el amigo o con el enemigo, a mi no me importa en lo absoluto. El Presidente Funes y los demás mencionados anteriormente consiguieron lo que otros prometieron y no hicieron. Además, es verdad que los fines no justifican los medios, pero si los fines son buenos, en ese caso menos violencia, entonces, los medios que ellos usaron no pueden ser tan malos. Recuerden también que muchas veces la violencia es simplemente fruto de la incomprensión.

     "Un pequeño paso para el hombre, y un gran salto para la humanidad", dijo Neil Armstrong al llegar a la luna. De igual forma, la tregua entre las pandillas salvadoreñas y la reducción de la violencia también es un pequeño paso, pero que puede abrir las puertas para un futuro prometedor en El Salvador. Deseamos que las maras, la iglesia, el Presidente y el pueblo salvadoreño se aferren a ese proceso de paz como se aferra un marinero al mastil ante los vientos fuertes, y les aseguro que al cesar la violencia, El Salvador crecerá y se salva.


NOTA: Después de enviar su comentario o solicitud, haga click en continue (continuar) para volver a nuestra página web.


Formulario de Comentario o Solicitud

¡Participe ya!.

DATOS PERSONALES

Nombre:
Email Address:
Nacionalidad:
Sexo:
Comentario o Solicitud:

This HTML form was created by Freedback.
POLÍTICA ECONOMÍA SOCIAL DEPORTES RELIGIÓN ARTE REPORTAJES

Síganos en: Síganos en YOUTUBE. Follow MundoYOpinion on Twitter Suscríbase a RSS Feeds Suscríbase a RSS Feeds. Informa a otros en: Informa sobre nosotros en facebook. Informa sobre nosotros en twitter. Informa sobre nosotros en linkedin.

Copyright 2011 Por Mundo Y Opinión