Logo

Mundo Y Opinión

Otros le dicen lo que pasa. Nosotros le decimos el porqué.

PORTADA Mundo Y Opinión Únase Escritores Contacto Enlaces Blogs ENGLISH

7 de junio de 2013

La hambruna mundial es ficticia

Por Eddy Montilla

Eddy Montilla, director de MUNDO y OPINIÓN.

La hambruna mundial no existe realmente: Es tan ficticia como una novela. Y esta historia vivida por mí le dará la explicación. Son las siete de la tarde y estoy en una cafetería en Japón. Una de las empleadas empieza a retirar todos los emparedados. Luego, lo único que oí fue el sonido de los contenedores de plástico en los que se encontraban los emparedados al ser aplastados. Todo fue tirado a la basura. Y si usted es de los que no creen en historias, entonces, créame por estos datos estadísticos: Según un informe del Instituto de Ingenieros Mecánicos (IME) británico, casi la mitad de la comida que se produce en el mundo termina en la basura. ¿No es, pues, la hambruna mundial una situación creada por nosotros mismos, por nuestra indiferencia al dolor humano?

     Yo no puedo asegurar que este informe sea ciento por cierto exacto, pero, por lo que yo he visto y oído, si les aseguro de que es correcto en su esencia. Estamos hablando de entre un 30% a un 50% de la comida mundial, es decir, de 1.2 a 2 billones de toneladas de comida desperdiciada, que pudiera sacar de la hambruna a las 868 millones de personas desnutridas que actualmente hay en el mundo (un 12.5 por ciento de la población mundial), según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, FAO. Por este desperdicio, mueren de hambre cada día unas 25,000 personas en el mundo.

     En los países pobres, el desperdicio de la comida se debe a razones no justificables, peor sí excusables: Malas prácticas agrícolas, infraestructura y sistema de transporte deficientes y bajo nivel tecnológico en los centros de almacenamiento de alimentos. Pero... ¿Saben ustedes por qué se desperdicia la comida en los países desarrollados? Porque una manzana, por ejemplo, tiene una pequeña mancha y no se ve bonita frente a los ojos de alugunos consumidores, es decir, por una absurda obsesión de tener siempre alimentos inmaculados. También, por una restricción innecesaria en la fecha de venta de un producto que obliga a deshacerse de él a una hora determinada, cuando en realidad todavía está en buenas condiciones. Esto es algo que ni se puede excusar ni se puede justificar.

     En los países desarrollados hay más dinero para gastar, por tanto, es allí donde se desperdicia más comida. Como estamos hablando de casi dos billones de toneladas de alimentos desperdiciados, necesariamente tienen que haber millones de personas haciendo esta mala práctica. Para todos ellos esta reflexión: Antes de botar comida hoy, piense que entre cada tres y cinco segundos muere una persona de hambre en el mundo y que es muy probable que una de cada ocho personas se acueste con hambre esta noche. Tal vez esto nos persuada de tan abominable práctica, y nos haga cambiar de opinión y de actitud. Botemos menos, compartamos más.


NOTA: Después de enviar su comentario o solicitud, haga click en continue (continuar) para volver a nuestra página web.


Formulario de Comentario o Solicitud

¡Participe ya!.

DATOS PERSONALES

Nombre:
Email Address:
Nacionalidad:
Sexo:
Comentario o Solicitud:

This HTML form was created by Freedback.
Política Economía Social Deportes Religión Arte Reportajes Comentarios

Síganos en: Síganos en YOUTUBE. Follow MundoYOpinion on Twitter Suscríbase a RSS Feeds Suscríbase a RSS Feeds. Informa a otros en: Informa sobre nosotros en facebook. Informa sobre nosotros en twitter. Informa sobre nosotros en linkedin.

Copyright 2013 Por Mundo Y Opinión