Logo

Mundo Y Opinión

Otros le dicen lo que pasa. Nosotros le decimos el porqué.

PORTADA Mundo Y Opinión Únase Escritores Contacto Enlaces Blogs ENGLISH

25 de mayo de 2014

CHINA: Y la Gran Muralla de la polución y la desigualdad

Por Eddy Montilla

Eddy Montilla, director de MUNDO y OPINIÓN.

En China, existen dos grandes murallas: Una es muy bien conocida y admirada, Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, pero la otra, "la Gran Muralla de la Polución y la Pobreza", por el contrario, no atrae a los turistas, no genera dinero, y por eso, es escondida o mirada con indiferencia por aquellos que se han enriquecido en ese país.

     Casi el 60 por ciento del agua subterránea en China está contaminada, según lo declara el mismo gobierno chino. El 44 por ciento de esta agua necesita algún tipo de tratamiento para ser potable y casi un 16 por ciento no es apta para el consumo. Millones de chinos no tienen trabajo o viven con salarios de miseria como resultado de la desigualdad social y económica. Si ellos ni siquiera pueden poner comida en sus mesas, mucho menos pueden comprar botellas de agua potable en una tienda. Ahora no pueden tomar agua del grifo, entonces, están condenados a vivir en la pobreza y condenados a tomar agua contaminada también.

     Las grandes ciudades chinas están llenas de lujos y comodidades y se ven fascinantes con sus luces durante la noche. Sin embargo, durante el día, especialmente en invierno, las personas necesitan máscaras para poder salir a las calles porque la contaminación del aire producida por los coches, las industrias y el carbón es tan alta que sin máscaras la gente va muriendo poco a poco con cada respiro. Destrás del esplendor y desarrollo de China, está la otra cara de la moneda: La explotación excesiva de los recursos naturales, la explotación de los trabajadores para obtener esos recursos y el deterioro del medio ambiente. China crece como una tren sin frenos, en gran parte a base de aumentar la contaminación del agua y del aire.

     Desde la década de los ochentas, ningún país ha crecido más que China, pero ese crecimiento no ha sido dividido entre todos y solo una minoría, los grandes magnates, saborea los beneficios de la economía china. Ellos amasan grandes fortunas y muchos se van a Estados Unidos o Canadá para vivir mientras que la inmensa mayoría de chinos solo pueden ver los restaurantes de Pekín o Shanghái por la televisión. Si Confucio y otros grandes pensadores chinos vivieran ahora, tal vez llorarían en vez de alegrarse al ver la China de ahora. "Nosotros dejamos un buen legado," dirían algunos quizás. "¿En qué fallamos?"


NOTA: Después de enviar su comentario o solicitud, haga click en continue (continuar) para volver a nuestra página web.


Formulario de Comentario o Solicitud

¡Participe ya!.

DATOS PERSONALES

Nombre:
Email Address:
Nacionalidad:
Sexo:
Comentario o Solicitud:

This HTML form was created by Freedback.
Política Economía Social Deportes Religión Arte Reportajes Comentarios

Síganos en: Síganos en YOUTUBE. Follow MundoYOpinion on Twitter Suscríbase a RSS Feeds Suscríbase a RSS Feeds. Informa a otros en: Informa sobre nosotros en facebook. Informa sobre nosotros en twitter. Informa sobre nosotros en linkedin.

Copyright 2014 Mundo Y Opinión. Todos los derechos reservados.