Logo

Mundo Y Opinión

Otros le dicen lo que pasa. Nosotros le decimos el porqué.

PORTADA Mundo Y Opinión Escritores Contacto Enlaces Blogs ENGLISH

29 de agosto del 2016

Juegos olímpicos: más deporte y menos fronteras

Por Eddy Montilla

Eddy Montilla, director de MUNDO y OPINIÓN.

     La respuesta de un judoka japonés después de ganar medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Brasil pone de relieve la crisis por la que atraviesa el deporte en el mundo: “¿qué es lo que quieres hacer en estos momentos?”, preguntó el periodista. “Regresar a Japón inmediatamente”. Respondió el judoka. Su respuesta se asemeja a la de un típico trabajador al caer la tarde: “Ya son las 6, ha terminado mi jornada, me voy a casa”, con la gran diferencia de que, en su caso, él se va con una medalla, fama y la seguridad de dinero esperándole. En ningún momento se habló de observar otras competencias, dar ánimo a otros compañeros atletas, ni siquiera de disfrutar el honor de ser parte de lo que está supuesto a ser su más importante evento. Y luego, nos encontramos con un público abucheando el equipo femenino de vóleibol japonés durante su encuentro contra el equipo brasileño y con un judoka egipcio que se niega a saludar a su contrincante israelí, claros ejemplos de la influencia e intervención políticas y geográficas en las competencias deportivas.

Juegos Olímpicos

     La politización y la comercialización han degradado los juegos olímpicos a sus niveles más bajos, o mejor dicho, han degradado a los dirigentes, entrenadores, atletas y espectadores. La gente ya no ve a dos deportistas o equipos esforzándose por mostrar sus mejores cualidades y dando lo mejor de sí, sino un enfrentamiento entre dos países a través de dos atletas. Más que la competencia misma, lo que prima es la posición de los países en el cuadro de medallas.

     Los atletas se han convertido en “deportistas asalariados”: mientras más medallas y victorias, más fama y, sobre todo, dinero. Por eso, hay que tratar de ganar a toda costa, pues una medalla significa una casa regalada por el presidente o millones en una cuenta en el banco. No es casualidad, pues, el aumento de atletas que da positivo en las pruebas antidopajes. El caso vergonzoso de dopaje en los Juegos Olímpicos de Invierno en Sochi, Rusia, en el año 2014 corrobora que con el paso del tiempo, esto de los juegos olímpicos se ha vuelto un puro negocio, mejor dicho, un sucio negocio en el cual la corrupción se pasea libremente comprando con dinero a personas que van desde miembros del Comité Olímpico Internacional hasta entrenadores y deportistas.

     Se nos está muriendo el deporte sano y puro para dar vida a lo ilícito, y si no se ataca este problema desde la raíz, se nos escapa más de las manos. Una posible solución podría ser que en lo adelante los jugadores participen representándose a sí mismos en vez de sus respectivos países de origen. Hay que actuar, y rápido para devolver a los juegos olímpicos su carácter y espíritu de otrora que permitía llevar una corona de olivo en vez de una corona de espinas tejidas por el engaño y para que los atletas puedan librarse de ese extraño sentimiento al llevar sobre su cuello una medalla mitad orgullo, mitad vergüenza.


NOTA: Después de enviar su comentario o solicitud, haga click en continue (continuar) para volver a nuestra página web.


Formulario de Comentario o Solicitud

¡Participe ya!.

DATOS PERSONALES

Nombre:
Email Address:
Nacionalidad:
Sexo:
Comentario o Solicitud:

This HTML form was created by Freedback.
Política Economía Social Deportes Religión Arte Reportajes Comentarios

Síganos en: Síganos en YOUTUBE. Follow MundoYOpinion on Twitter Suscríbase a RSS Feeds Suscríbase a RSS Feeds. Informa a otros en: Informa sobre nosotros en facebook. Informa sobre nosotros en twitter. Informa sobre nosotros en linkedin.

Copyright 2016 Mundo Y Opinión. Todos los derechos están reservados.