Logo

Mundo Y Opinión

Otros le dicen lo que pasa. Nosotros le decimos el porqué.

PORTADA Mundo Y Opinión Escritores Contacto Enlaces Blogs ENGLISH

24 de mayo del 2016

Presidente Maduro: Con insultos se gana poco y se pierde mucho

Por Eddy Montilla

Eddy Montilla, director de MUNDO y OPINIÓN.

Insultar a otra persona es el resultado de dos posibilidades: o se tiene un nivel bajo de educación o se carece de capacidad para poder rebatir los argumentos de la persona con quien se debate. El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, viene desde hace ya bastante tiempo insultando a varios presidentes, y muy en especial al Presidente del Gobierno de España, Mariano Rajoy, y eso me hace preguntar cuál de las dos posibilidades mencionadas anteriormente es insuficiente en la persona del presidente venezolano. La respuesta es unánime: ambas.

     Desgraciadamente, los países latinoamericanos todavía no han alcanzado el nivel educativo al que tienen derecho. Por eso, las personas son fácilmente encatusadas por políticos encantadores de serpientes por medio de discursos populistas que siembran odio y falsas esperanzas. Debe dar vergüenza que un presidente tenga que llegar a niveles bajos como insultar a un homólogo para poder arrancar un par de aplausos de un grupo de militantes políticos. A Dios lo de Dios y a César lo de César: el presidente Rajoy no es un “superpresidente” ni nada por el estilo, pero ha podido sanear una economía española proveniente de una de las peores crisis que se haya conocido en España. Maduro, en cambio, tiene un país que se halla sumido en un marasmo económico con una inflación que galopa tan rápido como un jinete en una carrera.

     No hay duda de que la crisis económica, la pérdida de adeptos y, sobre todo de poder están afectando el pensamiento y las acciones del presidente venezolano. La desesperación siempre ha llevado a la gente a decir y hacer cosas terribles. Maduro no es una excepción ante esta situación y problema, pero cuidado, porque ya él ha sobrepasado el límite de lo tolerable.

     Solo los dictadores insultan, y lo hacen porque no son presidentes, sino precisamente eso, dictadores. Si Nicolás Maduro no quiere ser contado entre el grupo de dictadores que tiene el mundo, debería, pues, expresarse como un presidente, es decir, con un lenguaje de altura sin caer en insultos ni palabras soeces. Le recordamos a Nicolás Maduro que él representa a su país y sería una lástima que muchas personas en otros países pensaran que insultando a otros es como se expresan los venezolanos.


NOTA: Después de enviar su comentario o solicitud, haga click en continue (continuar) para volver a nuestra página web.


Formulario de Comentario o Solicitud

¡Participe ya!.

DATOS PERSONALES

Nombre:
Email Address:
Nacionalidad:
Sexo:
Comentario o Solicitud:

This HTML form was created by Freedback.
Política Economía Social Deportes Religión Arte Reportajes Comentarios

Síganos en: Síganos en YOUTUBE. Follow MundoYOpinion on Twitter Suscríbase a RSS Feeds Suscríbase a RSS Feeds. Informa a otros en: Informa sobre nosotros en facebook. Informa sobre nosotros en twitter. Informa sobre nosotros en linkedin.

Copyright 2016 Mundo Y Opinión. Todos los derechos están reservados.