Logo

Mundo Y Opinión

Otros le dicen lo que pasa. Nosotros le decimos el porqué.

PORTADA Mundo Y Opinión Escritores Contacto Enlaces Blogs ENGLISH

29 de noviembre del 2016

Brasil: Los dos errores de Dilma Rousseff

Por Eddy Montilla

Eddy Montilla, director de MUNDO y OPINIÓN.

Quien ha visto una exhibición de fuegos artificiales, podrá entender fácilmente cómo ha sido hasta ahora la vida política de Dilma Rousseff en Brasil. Y es que los fuegos artificiales salen disparados hacia arriba, explotan, la gente se divierte y, una vez que se apagan, nadie recuerda ni siquiera el color que tenían. Lo mismo sucedió con quien fuera la primera y hasta ahora única presidenta que ha visto Brasil en su historia. Si el casi increíble sistema de limpieza de los trenes de alta velocidad (shinkansen) es objeto de estudio en la universidad de Harvard por su rapidez y eficiencia, el caso de Rousseff muy bien podría también ser estudiado por su rareza. ¿Cómo pudo pasar esta mujer de presidenta aclamada a presidenta apartada, enjuiciada, expulsada y al final olvidada? Sus dos grandes errores nos dan la explicación.

     Primero: No demostrar que podía tener un carácter tan firme como un hombre sin dejar de ser mujer. En Brasil, los casos de corrupción y soborno siempre han caminado como jóvenes enamorados: tomados de la mano. Si durante el mandato de Rousseff, estos casos parecían tener más resonancia, se debió al mal manejo por parte de ella y al aprovechamiento de dichos errores por parte de sus adversarios. Rousseff, en vez de cortarles la cabeza a los corruptos (léase en sentido figurado), los trató con gran delicadeza, dando así grandes señales de debilidad, algo de lo cual ella no podía darse el lujo.

Dilma Rousseff

     Segundo: No rodearse de personas realmente fieles a ella. En tiempos de tormenta, lo que más asegura la posición de un presidente es que los más cercanos le sean leales. Esa no fue la situación de Rousseff porque, mientras más inminente era su destitución, más sola se veía. En política, claro está, resulta difícil saber quién será fiel a uno, pues la traición y la ambición política pueden vestirse hasta de vicepresidente (esta vez, no se lea en sentido figurado).

     Los errores no se lloran, sino que se aprende de ellos. En Brasil y en otros países del mundo, tarde o temprano habrá otras mujeres ocupando la presidencia. A ellas les recomiendo que se preparen para "cortar cabezas" cuando sea necesario y cuídense de los oportunistas y traidores si no quieren salir por la puerta trasera y del olvido, como Dilma Rousseff.


NOTA: Después de enviar su comentario o solicitud, haga click en continue (continuar) para volver a nuestra página web.


Formulario de Comentario o Solicitud

¡Participe ya!.

DATOS PERSONALES

Nombre:
Email Address:
Nacionalidad:
Sexo:
Comentario o Solicitud:

This HTML form was created by Freedback.
Política Economía Social Deportes Religión Arte Reportajes Comentarios

Síganos en: Síganos en YOUTUBE. Follow MundoYOpinion on Twitter Suscríbase a RSS Feeds Suscríbase a RSS Feeds. Informa a otros en: Informa sobre nosotros en facebook. Informa sobre nosotros en twitter. Informa sobre nosotros en linkedin.

Copyright 2016 Mundo Y Opinión. Todos los derechos están reservados.