Logo

Mundo Y Opinión

Otros le dicen lo que pasa. Nosotros le decimos el porqué.

PORTADA Mundo Y Opinión Escritores Contacto Enlaces Blogs ENGLISH

5 de junio del 2016

Exigir perdón por una guerra pasada es tan absurdo como la guerra misma

Por Eddy Montilla

Eddy Montilla, director de MUNDO y OPINIÓN.

La visita del presidente Barack Obama a Hiroshima tiene sin duda grandes proporciones históricas, pero no porque lo convierta en el primer presidente norteamericano en visitar ese lugar que es, dicho sea de paso, un símbolo de cuán catastróficas y devastadoras las armas nucleares pueden llegar a ser, sino porque esa visita fue el detonante de muchas preguntas relevantes... ¿Por qué ahora? ¿Por qué otros presidentes no fueron allí antes? Y en el caso de los japoneses: ¿Debería Obama pedir perdón por las muertes y el sufrimiento causados en Hiroshima y Nagasaki con el lanzamiento de las bombas nucleares?

     Apenas los medios de comunicación hicieron pública la visita de Obama, muchas personas en Japón hablaban más sobre si el mandatario norteamericano debería pedir perdón o no que de la visita misma. Esta situación, sin embargo, no es nueva, pues China y Corea han estado exigiendo lo mismo de Japón por los crímenes y atrocidades cometidos por los soldados japoneses durante la Segunda Guerra Mundial, algo, en mi opinión, tan absurdo como lo fue esa guerra misma.

     El amor, la gratitud y el perdón son cosas que no pueden ser exigidas, pues su petición a la fuerza solo sirve para complicar las cosas. Cada vez que usted obliga a una persona a tener que decirle perdón, las palabras que salen de esa persona son simplemente el resultado de la presión externa que siente, presión que la obliga a decir el perdón que usted quiere oír, pero sin el más mínimo nivel de sinceridad, pues no brota del corazón. Entonces, ¿para qué sirve?

     Las atrocidades y crímenes causados durante una guerra no pueden ser juzgados fuera del contexto histórico en el cual sucedieron, ya que las acciones y conducta de las personas están ancladas a la sociedad y generación a las cuales ellas pertenecen. Si usted trata de evaluar la Segunda Guerra Mundial con la mentalidad de la sociedad actual, tendrá sin duda una visión imprecisa o errada de lo que pasó en ese tiempo oscuro de la historia mundial. A pesar de eso, muchos japoneses, chinos y coreanos se rehúsan a dejar atrás las rencillas por la guerra y sus secuelas, se rehúsan a moverse hacia adelante y tienen todos los años confrontaciones verbales que solo causan dolor y frustraciones. Aprendamos del pasado, y aprendamos también a dejarlo allí, donde debe estar: en el pasado.


NOTA: Después de enviar su comentario o solicitud, haga click en continue (continuar) para volver a nuestra página web.


Formulario de Comentario o Solicitud

¡Participe ya!.

DATOS PERSONALES

Nombre:
Email Address:
Nacionalidad:
Sexo:
Comentario o Solicitud:

This HTML form was created by Freedback.
Política Economía Social Deportes Religión Arte Reportajes Comentarios

Síganos en: Síganos en YOUTUBE. Follow MundoYOpinion on Twitter Suscríbase a RSS Feeds Suscríbase a RSS Feeds. Informa a otros en: Informa sobre nosotros en facebook. Informa sobre nosotros en twitter. Informa sobre nosotros en linkedin.

Copyright 2016 Mundo Y Opinión. Todos los derechos están reservados.