Logo

Mundo Y Opinión

Otros le dicen lo que pasa. Nosotros le decimos el porqué.

PORTADA Mundo Y Opinión Escritores Contacto Enlaces Blogs ENGLISH

17 de julio del 2016

EE. UU.: El problema de personas negras muertas a manos de policías debe ser visto desde todos los ángulos

Por Eddy Montilla

Eddy Montilla, director de MUNDO y OPINIÓN.

Si usted trata de buscar solución a un problema mirándolo solamente desde un ángulo, lo único que conseguirá al final es una respuesta parcial o errada. Esta es exactamente la situación que se vive en los Estados Unidos con el gobierno, los medios de comunicación y muchas personas en general cada vez que un hombre de raza negra cae muerta a manos de la policía: Todos centran su atención, comentarios y prejuicios o bien en el hombre negro muerto o en el oficial blanco que lo mató. Cuando Alton Sterling y Philando Castile, dos hombres de raza negra, fueron asesinados en diferentes hechos y con apenas un intervalo de horas, los medios de comunicación informaron rápidamente que hasta lo que va de año (2016), 123 personas negras han sido asesinadas por policías y que las probabilidades de que un joven negro muera tiroteado son 21 veces mayores que las de un joven blanco. En casos como estos, mucha gente toma la calle en señal de protesta contra lo que ellos consideran un claro racismo. Otras personas, como Micah Johnson, el hombre que mató a cinco agentes de la policía en Dallas, están buscando represalias, error que demuestra que todos están equivocados, tal vez porque ven o solo pueden ver un ángulo del problema: Un policía BLANCO matando a tiros a un hombre NEGRO DESARMADO. Pero, ¿y los otros ángulos del problema?

     Los policías toman una determinada acción basada en cálculos. Si sus cálculos fallan, ellos pueden ser asesinados o pueden erróneamente matar a una persona. Ellos no basan su autodefensa en racismo como mucha gente cree, sino en cifras, y en términos estadísticos, ¿quiénes son más proclives al uso de la fuerza para asesinar en los Estados Unidos, los blancos o los negros? Obviamente, este solo argumento no le da ningún derecho a un agente para dispararle a un hombre negro en una situación que "podría parecer sospechosa", pero sí les da una idea a ustedes (en caso de que se pongan en la posición difícil del agente) del terrible dilema que este tiene que afrontar: disparar o ser disparado, matar o ser matado. No defiendo ni apruebo ninguna acción que conlleve a la muerte de un ser humano, puesto que es horrendo independientemente del color de la piel o acto cometido por la persona muerta. Sin embargo, no es contradictorio a esta idea decir que los policías no están matando a personas negras en EE. UU. por prejuicio racial como mucha gente dice y cree. Los agentes que tienen que lidiar día a día con casos que involucran personas negras no son los mejores. Yo sé eso, usted lo sabe también, pero tampoco podemos considerarlos los malos de la película, porque no los son. Ellos salen de sus casas y no saben a ciencia cierta si van a regresar hasta que tocan el timbre de sus puertas. Y lo que es peor, viven bajo ese estrés todos los días. Es muy fácil criticar desde la comodidad del hogar y cuando no se corre el peligro de morir. Hay que ponerse en su posición para ver y sentir este problema en forma diferente y, sobre todo, para poder ver los diferentes ángulos que conforman este problema.

PROTESTAS
Protestas contra la muerte de personas negras.

     Cada vez que en los Estados Unidos hay consternación por casos como los de Alton Sterling y Philando Castile, la gente no pierde tiempo para etiquetarlos como "personas negras desarmadas e inocentes que son brutalmente asesinadas por policías salvajes". ¿Desarmadas? Probablemente correcto. ¿Inocentes? Absolutamente incorrecto. Muchas de estas personas negras que han sido asesinadas hasta ahora están muy lejos de ser ángeles, y solo por citar un ejemplo, el récord criminal de Sterling indica que este hombre había sido arrestado antes por violencia agravante, daños a la propiedad privada, posesión de marihuana y posesión ilícita de arma. Contra Castile no pesaban cargos tan grandes, pero la policía de Minesota lo había detenido por conducir sin silenciador ni licencia de conductor y había sido acusado decenas de veces por problemas de tráfico. El hecho de cometer un delito, sea menor o mayor como el de un asesinato no justifica de ningún modo la decisión de un policía de matar a tiros a una persona. Eso no es correcto, pero tampoco lo es la forma como la gente protesta en las calles defendiendo a las personas negras muertas por la policía como si ellos fueran muestras representativas de la madre Teresa, porque sencillamente sus archivos criminales así lo demuestran.

     Es cierto que en los Estados Unidos el racismo ejerce gran influencia sobre un agente policial al momento de decidir si aprieta el gatillo o no en contra de una persona, especialmente si es negra, pero este no es el único factor que causa tantas muertes, y no es el problema en sí. Las desigualdades económicas y sociales, la amplia brecha entre ricos y pobres y los niveles bajos de educación formal muy bien podrían ser las razones reales de la pérdida de tantas vidas. La pregunta importante ahora es si con la atención y los ojos puestos en la punta del iceberg, ¿están los norteamericanos en posición y capacidad de buscar en el verdadero fondo la solución a la muerte de tantas personas negras por los policías?


NOTA: Después de enviar su comentario o solicitud, haga click en continue (continuar) para volver a nuestra página web.


Formulario de Comentario o Solicitud

¡Participe ya!.

DATOS PERSONALES

Nombre:
Email Address:
Nacionalidad:
Sexo:
Comentario o Solicitud:

This HTML form was created by Freedback.
Política Economía Social Deportes Religión Arte Reportajes Comentarios

Síganos en: Síganos en YOUTUBE. Follow MundoYOpinion on Twitter Suscríbase a RSS Feeds Suscríbase a RSS Feeds. Informa a otros en: Informa sobre nosotros en facebook. Informa sobre nosotros en twitter. Informa sobre nosotros en linkedin.

Copyright 2016 Mundo Y Opinión. Todos los derechos están reservados.